Teléfono:

+57-318 3208680

Dirección:

Bogotá, Colombia Kra. 19 N° 58 - 51 e-mail: oblatas @abriendocaminos.org.co

JUNTAS HACIENDO CAMINO

Como mujeres de Evangelio vivimos integradas en la Iglesia, pueblo de Dios en camino, en una comunidad estructurada para un servicio que actualiza las obras de Jesús y visibiliza su amor salvador para con la mujer explotada sexualmente en la prostitución y la trata de personas.

Según una investigación sobre prostitución de la Secretaría Distrital de la mujer de Bogotá, a 7094 casos (publicada a finales de 2018), 34,7% de mujeres fueron forzadas a tener relaciones sexuales antes de los 13 años y el 24,5% entre los 14 y 17 años, hechos que en su mayoría no denunciaron a las autoridades. Esto nos permite afirmar que un 59,2% de las mujeres de la muestra fueron violadas antes de los 18 años.

El 86,3% son jefes de hogar con ingresos insuficientes para cubrir todos sus gastos y además no poseen más fuente de ingresos que la actividad sexual. Las mujeres ejercen la prostitución ante la imposibilidad de otra alternativa generadora de ingresos, por lo cual se considera que no ejercen esta actividad voluntariamente si no que se ven precisadas a hacerlo ante las grandes desigualdades que limitan el acceso a oportunidades y facilitan esta forma de explotación de las mujeres; de hecho un 90,3% desea realizar una actividad diferente a la actividad sexual.

Igualmente se observa en las zonas una acumulación de violencia en la vida de las mujeres, constituyéndose la prostitución en un complejo sistema a través del cual se ejerce una variedad de formas de violencia contra las mujeres: maltrato, agresiones, tratos denigrantes, prácticas lesivas contra la dignidad física y psicológica, lesiones personales, asesinatos, violaciones y abusos por parte de la pareja estable, dueños de establecimientos, proxenetas, prostituidores - los hombres que ven pornografía desean imitar o "recrear" lo que han visto en pornografía con las mujeres en prostitución - y de parte de la policía que patrulla en las zonas.

En la ciudad de Bogotá un 32.65% son extranjeras, casi en su totalidad venezolanas, un 24.81% son oriundas de la ciudad y un 42.54% de diferentes lugares del territorio nacional, con una edad que oscila entre 18 y 60 años; alcanzaron en su mayoría un nivel educativo de secundaria no concluida. Muchas no poseen afiliación personal a la salud, siendo atendidas por el sistema subsidiado del Estado. El ingreso al ejercicio de la prostitución siendo aún menores de edad, evidencia también que la prostitución se alimenta de la explotación sexual - comercial de niñas y adolescentes.

Teniendo en cuenta estas características y basadas en un proceso conjunto con la mujer prostituida o tratada podemos visualizar la lógica de intervención en los siguientes pasos:

Entre las acciones concretas de esta etapa de ayuda y acompañamiento tenemos:

  • Acceso al sector en el que ejercen la prostitución para establecer un primer contacto con las personas prostituidas y acogerlas con actitud de respeto e igualdad.
  • Guiar y ofrecer servicios de información, asesoramiento, acompañamiento y apoyo en las áreas social, jurídica, familiar, educativa, laboral, intelectual y sanitaria.
  • Acompañamiento, defensa y promoción de sus derechos como ciudadana.
  • Apoyo sicológico individual que coadyuve en los procesos de recuperación personal, resolución de los problemas, reconsideración de la orientación del futuro de vida y estimule su autoestima y autonomía personal.
  • Información, motivación y apoyo para acceder a la formación académica y profesional.
  • Apoyo y acompañamiento en la consecución de entes de capacitación con miras a su futura incorporación al campo laboral.
  • Apoyo y atención a las necesidades urgentes de la mujer y/o su familia; brindar de acuerdo a las circunstancias una atención integral.
  • Escuchar, preguntar iluminar, orientar y ofrecer estrategias partiendo de la realidad y las mutuas posibilidades para el adecuado manejo de sus experiencias y/o necesidades.
  • Conjuntamente buscar alternativas de solución y/o superación de conflictos o situaciones claves del momento presente.
  • Visitas a su hogar o lugar de domicilio y acciones directas con su familia o personas relacionadas.