Contacto:

Ubicación:

pabricam @gmail.com

HILVANANDO NUEVAS RESPUESTAS DE MISIÓN

Las Oblatas del Santísimo Redentor nos preparamos para el futuro atendiendo a los cambios socioculturales y desafíos que generan, a fin de revisar y actualizar las tareas de misión desde una coherente y profética implicación que haga creíble el anuncio del Evangelio.

Durante los últimos años se han configurado nuevas modalidades de prostitución denominadas casas coreanas, salas de masaje, clubes privados, tiendas de video pornográfico, bar “barra y tanga”, chats de video en vivo, prepagos, damas de compañía, novias, modelos, turismo sexual y la pornografía que puede considerarse como otra forma de prostitución.

Pornografía y prostitución no son dos mundos diferentes. Una y otra compran y venden mujeres y niñas provenientes de países pobres, de grupos vulnerables y entornos desfavorecidos, víctimas de abuso sexual en la infancia. Particularmente la pornografía es más traumática porque las imágenes de los atropellos nunca se pueden eliminar de internet.

La mal llamada industria multinacional, disfraza con frecuencia el negocio del diseño de web con producción y distribución de material pornográfico transmitiendo el mensaje de que las mujeres que exhiben merecen ser humilladas, cuando en la realidad la verdadera mujer o niña es forzada a soportar violencia, dolor y humillación, además de que impulsa la demanda de la prostitución y trata de personas al aumentar la tendencia de hombres y niños a comprar los cuerpos de mujeres y niñas.

Irrumpir en las nuevas modalidades de explotación y violencia sexual de la mujer desde la prostitución, la pornografía y el tráfico de mujeres a fin de ofrecer respuestas alternativas a los nuevos escenarios de misión, además de la intervención personalizada con mujeres, supone:

1. Espacio formativo

Aspecto pedagógico que permita situarse adecuadamente en la sociedad y en la Iglesia para participar desde el carisma en la proclamación del Evangelio:

  • Investigación de acontecimientos, documentos, noticias en los que se van avizorando nuevos horizontes de misión.
  • Divulgación de documentos, eventos y líneas de acción que ayuden a abordar los temas de prostitución, pornografía y trata de mujeres con fines de explotación sexual.
  • Información y asesoramiento en el ámbito histórico, jurídico, legal, psicológico, médico y social sobre la explotación y violencia sexual a mujeres. -Instrucción histórica en torno a la prostitución: formas, normas jurídicas, enfoques socio-jurídicos existentes.
  • Sensibilización de la sociedad acerca del fenómeno de la trata con fines de explotación sexual.
  • Coordinación de denuncias públicas ante entes estatales sobre la discriminación de las mujeres prostituidas en las leyes y normas como forma de violencia hacia la mujer en situación de violencia y explotación sexual.
  • Información sobre campañas, eventos, normativa de entidades privadas y oficiales que atañen a la explotación sexual de mujeres: prostitución, pornografía y trata.

2. Promoción y defensa de los derechos

Defensa y promoción de los derechos de la mujer en contexto de trata con fines de explotación sexual mediante:

  • Campañas en las redes sociales sobre los derechos de la mujer.
  • Presentación y publicidad de los derechos en la página web www.cualesderechos.org
  • Sensibilización mediante viñetas, videos, mensajes sobre la violación de los derechos a las mujeres explotadas sexualmente.
  • Participar en otras entidades en actividades sobre los derechos de las mujeres.

3. Participación en redes y grupos

Tomar parte de espacios y redes solidarias con otras personas e instituciones:

  • Intervenir en espacios y redes solidarias que frente a realidades sociales y culturales nunca antes vistas, luchan por un mundo más justo y solidario.
  • Participar en la Red Tamar de la Conferencia de Religiosos de Colombia. – CRC -, Red Iniciativa pro equidad de género y otras redes y grupos comprometidos en campos afines a la misión apostólica
  • La geografía Congregacional nos facilita el trabajo en red con otros países, permitiéndonos ser instrumentos en la mano del Señor y de su Espíritu para la mujer víctima de las redes de tráfico y turismo sexual.