Contacto:

Ubicación:

pabricam @gmail.com

MENSAJE

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN BOGOTÁ CON LAS MUJERES EN SITUACIÓN DE PROSTITUCIÓN?

PROSTITUCIÓN Y LA POLÍTICA PÚBLICA

Según la Secretaría Distrital de la Mujer, en el 2017, en Bogotá D.C. se registraron 7.094 mujeres en situación de prostitución, entre ellas, migrantes internas, externas y capitalinas. Cabe resaltar que, 6 de cada 10 mujeres, quieren salir de la prostitución, es decir, el 60% de esta población.

El Honorable Concejal Hosman Martínez, afirma que, en el abordaje que hace el Distrito al tema de mujeres situación de prostitución, no las consideran como víctimas de explotación sexual, sino como una amenaza para la capital, lo cual es un grave error. Por tanto, hace un llamado de atención a la Secretaría Distrital de la Mujer y demás entidades competentes, puesto que, no tienen en cuenta las necesidades y condiciones de esta población. De esta manera, no les brindan la importancia adecuada.

En las metas del Plan de Desarrollo “Bogotá Mejor Para Todos” 2016 – 2019, se proyectó crear un documento de caracterización cualitativa y cuantitativa de las personas en situación de prostitución, una Política Pública Distrital diseñada para la protección integral y la generación de oportunidades para las personas en “situación de prostitución”, jornadas de derechos humanos, desarrollo personal, salud y 22 Casas de Igualdad de Oportunidades.

En cuanto a la salud, la meta era atender integralmente (salud física, mental y emocional) al 100% de personas en situación de prostitución y víctimas de explotación sexual, partiendo de la gravedad de su diagnóstico, y con el objetivo de que reciban tratamiento, mejoren y logren recuperarse efectivamente. En cuanto al tema de Seguridad, Convivencia y Justicia, el propósito era reformar el Código de Policía, específicamente frente al “ejercicio de la prostitución” y revisar de las zonas de alto impacto en el POT, frente a la prostitución”. Sin embargo, El Concejal Martínez, da a conocer varias irregularidades por parte de la Secretaría Distrital de la Mujer en cuanto al tema de prostitución.

Principalmente, el cabildante recalca que el término “Actividades sexuales pagas” no existe; dicha expresión desconoce al Código Penal Colombiano, al igual que al Artículo 213 el cual normaliza la inducción a la prostitución y como consecuencia no judicializan a los proxenetas. Lo mismo pasa con el Artículo 214, que tipifica el constreñimiento a la prostitución.

Otro punto muy importante es que la Secretaría Distrital de la Mujer no tiene en cuenta las relaciones de poder y desigualdad, coerción y seguridad de los participantes, así como la criminalidad en los lugares donde se encuentran las mujeres en situación de prostitución. Por ende, el Concejal Martínez se pregunta ¿cómo es posible poner a las mujeres explotadas sexualmente a aportar a la política pública cuando sus explotadores también están presentes en la misma reunión?

Además, otro inconveniente que se presenta en las zonas de tolerancia de Bogotá, D.C., son los feminicidios, pues no se consideran como un problema fundamental. Por tal razón, Martínez pide a la Fiscalía General de la Nación abrir investigaciones al respecto cuando se presenten estos casos, ya que, no sólo es realizar el levantamiento del cuerpo de la mujer víctima.

Por otro lado, el cabildante cuestiona ¿qué está pasando con las mujeres víctimas del conflicto armado, mujeres migrantes internas y externas, que arriban al Distrito Capital en situación de vulnerabilidad y sin oportunidades de trabajo? ¿por qué no se les ofrece alternativas distintas a las mujeres en situación de prostitución que quieran salir de esta vida? ¿qué está pasando con las capacitaciones de Derechos Humanos y vida digna para esta población?

Nada de lo mencionado anteriormente, se está ofreciendo o ejecutando adecuadamente, se les están vulnerando los derechos a estas mujeres. Las entidades del Distrito Capital no están protegiendo a estas mujeres, pero sí las atacan, las estigmatizan, las ignoran.

El H.C. Martínez señala que las mujeres en situación de prostitución no sólo sufren de enfermedades de transmisión sexual, también de depresión, estrés postraumático y otro tipo de enfermedades psicológicas y físicas. Cabe resaltar que la Secretaría Distrital de Salud, recibió $1.028.757.664 para atender a esta población con la ayuda de un programa llamado “Estrategia de entornos laborales saludables para la promoción del auto cuidado y gestión de riesgo” pero según los testimonios, las mujeres en situación de prostitución no los están recibiendo.

Por otro lado, el Concejal Hosman Martínez resalta el trabajo de la Secretaría Distrital de Planeación, debido a que, excluyeron las zonas de alto impacto en el Plan de Ordenamiento Territorial; esta decisión es acertada, porque el Estado, al crear y permitir estas zonas, legaliza y promueve el proxenetismo y el pago por acceder sexualmente a poblaciones vulnerables.

Finalmente, se concluye que la prostitución NO es un trabajo, sino una manera de sobrevivir en las calles de Bogotá D.C. Además, es primordial que el Distrito Capital le dé la importancia adecuada al tema y que tengan en cuenta que las mujeres en situación de prostitución no son una amenaza para la sociedad, por ende, no deben ser castigadas, al contrario, deben y necesitan recibir todo tipo de ayuda y oportunidades para salir de esa vida que llevan; es fundamental que, a estas mujeres y a sus hijos, se les brinde educación y alternativas de trabajo. De igual forma, el Concejal Hosman Martínez exige que se castiguen a los proxenetas o explotadores sexuales y a los hombres que pagan por sexo, ya que estas personas son las que están promoviendo la prostitución en todas las localidades de Bogotá D.C.

Publicado en http://concejodebogota.gov.co/que-esta-pasando-con-las-mujeres-en-situacion-de-prostitucion-y-la/cbogota/2019-04-02/151739.php