Contacto:

Ubicación:

pabricam @gmail.com

MENSAJE

TERCERA JORNADA DE ORACIÓN CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

SON NIÑOS, NO ESCLAVOS

El tema escogido responde a la problemática mundial, ya que según los datos, en los últimos treinta años unos treinta millones de niños han sido víctimas de la trata y actualmente cada dos minutos un niño o una niña es víctima de explotación sexual; según la Unicef en el mundo hay dos millones de niños explotados en la prostitución.

Desde el año 2015 el Papa Francisco instituyó la Jornada mundial de oración contra la trata de personas, el día 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakita, una esclava Sudanesa que una vez liberada se hizo religiosa Canosiana y fue declarada santa en el año 2000.

La Jornada de este año 2017 con el lema “Son niños, no esclavos” ha sido preparada por la UISG/USG Talitha Kum, ATWG (Anti-Trafficking Working Group), el Dicasterio para para la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica; el Dicasterio para el Servicio por el Desarrollo Humano Integral (Consejo Pontificios Justicia y Paz y Migrantes e itinerantes), la Academia Pontificia de las Ciencias y Caritas Internacional.

El tema escogido responde a la problemática mundial que según los datos, en los últimos treinta años unos treinta millones de niños han sido víctimas de la trata y actualmente cada dos minutos un niño o una niña es víctima de explotación sexual; según la Unicef en el mundo hay dos millones de niños explotados en la prostitución.

Las Oblatas del Santísimo Redentor trabajamos particularmente en el campo de trata de mujeres para la explotación sexual, sensibilizando, previniendo la trata, denunciando a los traficantes y explotadores y apoyando, ayudando, acompañando y protegiendo a las víctimas de la prostitución y trata sexual.

ORACIÓN

Cuando oímos hablar de niños, hombres y mujeres engañados y trasladados a lugares desconocidos para la explotación sexual, trabajo forzado y venta de órganos, nuestros corazones se indignan y nuestro espíritu siente dolor porque su dignidad y sus derechos han sido pisoteados con amenazas, mentiras y violencia. Dios, ayúdame a contrarrestar con mi vida toda forma de esclavitud.

Oremos junto a Santa Bakhita para que se ponga fin a la trata de personas. Danos sabiduría y coraje para hacernos cercanos a todos los que han sufrido sus heridas en el cuerpo, en el corazón y en el espíritu, para que juntos podamos realizar tu promesa de vida y de amor tierno e infinito hacia nuestros hermanos y hermanas explotados. Toca el corazón de los responsables de este grave crimen y sostiene nuestro compromiso por la libertad, tu don para todos tus hijos e hijas.

Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la trata de personas

VIGILIA de ORACIÓN